La Compañía de Jesús en Guatemala emitió un comunicado sobre la situación provocada en este país, luego de que el Presidente declarará persona “non grata” al comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que está investigado casos de corrupción en los diferentes organismos del Estado y todos los estratos de la sociedad. Lo compartimos:

El Consejo Nacional Apostólico de Guatemala de la Compañía de Jesús, ante los últimos hechos que amenazan el proceso de lucha contra la corrupción y la impunidad en Guatemala.

Expresa:

En los dos últimos años se ha evidenciado la cooptación del Estado de Guatemala gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala –CICIG-. Estos procesos han tenido un gran apoyo y legitimidad de la ciudadanía guatemalteca que reconoce en ellos la posibilidad de construir una democracia diferente.
La actual coyuntura que vive el país está marcada por la lucha contra la corrupción y la impunidad, necesaria e imprescindible para recuperar un Estado que dé respuestas a las necesidades de las y los guatemaltecos y avance a una sociedad que reconozca y respete la dignidad de la vida.
Queremos manifestar nuestro rechazo a la decisión del Presidente de la República de declarar persona “no grata” al Comisionado de la CICIG, Iván Velásquez. Esta decisión puede entenderse como una afrenta a los esfuerzos realizados con más ahínco en el país desde hace dos años.
Apoyamos la decisión de la Corte de Constitucionalidad de dar trámite a la acción de amparo provisional que deja en suspenso la retirada inmediata del Sr. Iván Velásquez.
Constatamos y apoyamos el respaldo de la ciudadanía al trabajo realizado por CICIG y MP. Afirmamos que es imperativo en la defensa de los principios democráticos que se plantee una nueva forma de hacer política que no deje de avanzar hacia la consecución del bien común general.
Hacemos un llamado a las fuerzas éticas de Guatemala y a la población en general para que avancemos hacia una verdadera democracia, que pasa por el rescate de la transparencia y la institucionalidad de los poderes del Estado y de toda la sociedad, que está infectada por el “virus” de la corrupción y la impunidad.
Hacemos un llamado, en comunión con nuestros obispos, al pueblo de Guatemala para que “exprese cívica y pacíficamente su sentir ante los graves acontecimientos actuales” “La paz es fruto de la Justicia (Isaías 32,17).

Guatemala, 27 de agosto del 2017

Firma: P. Francisco Iznardo sj.

Delegado del padre Provincial Consejo Nacional Apostólico de Guatemala Provincia Centroamericana Compañía de Jesús

facebook
twitter
YouTube