El Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, S.J., ha enviado una carta a la Compañía. En ella, en sus propias palabras, tiene “el propósito de invitar a cada uno de los miembros de la Compañía de Jesús, a cada comunidad jesuita y cada obra apostólica a volver a considerar, a modo de repetición ignaciana, el don recibido a través de la Congregación General 36”.

 

Compartimos el texto de la misiva titulada: Nuestra vida es la misión, la misión es nuestra vida

 

facebook
twitter
YouTube